Imagen superior

¿Conducirás por la arena?

Si estás de vacaciones en la playa o en el desierto y te encanta la aventura, es muy probable que se te ocurra salir a dar una vuelta por las dunas o alguna superficie arenosa. Sin embargo, realizar esta actividad no es tan sencillo, ya que existe una serie de importantes puntos a considerar antes de pisar el acelerador.
 
 
En primer lugar, es bueno que tengas en cuenta la consistencia de la arena, ya que existen distintos tipos y no siempre está la capacidad para distinguirla. Por ejemplo, mientras más temprano en la mañana sea más compacta será, esto como efecto de la humedad que se produce durante la noche. A medida que pasan las horas, el sol evapora la humedad y la arena se vuelve menos estable.
 
Por otro lado, lo ideal es ir siguiendo una huella pre-existente, pero sin pasar sobre ella, ya que la arena pisada siempre tiene menos consistencia y por consecuencia aumentan los riesgos de un volcamiento. En caso de transitar por zonas abiertas, lo ideal es mantener una velocidad lo más rápida y constante posible, ya que de esta forma se evita cualquier tipo de riesgo. Insistir en acelerar puede terminar en una rueda enterrada, por lo que mantener el ritmo es esencial durante el recorrido.
 
Por último, si tienes planteado internarte en territorios desolados, debes contar con los elementos necesarios de rescate en caso de un percance, entre ellos pala, plancha, gata, etc.
 

Tips:


Maneja a una velocidad constante e intenta no utilizar mucho el freno (ya que el vehículo puede clavarse de punta) y, ante la menor pérdida de adherencia, deja de acelerar para enterrar las ruedas lo menos posible.
Sobre la arena es conveniente conectar la doble tracción (en baja de ser posible), con un cambio alto (cuarta o quinta velocidad) y bajar la presión de los neumáticos hasta dejarlos entre 13 y 18 libras.
 

¿Qué hacer si quedo atrapado?


Enterrarse en la arena es algo bastante común, ya que los conductores suelen hacer justamente todo lo que no deberían. El primer paso para resolver la situación es dar marcha atrás de inmediato. Si esto no funciona, intenta balancear el auto hacia adelante y hacia atrás, idealmente con la ayuda de los otros pasajeros. Lo más importante es que no debes hacer girar las ruedas sin tracción, ya que con esto provocarás que el vehículo se hunda aún más.
 
Pasear por la arena es un panorama veraniego muy entretenido, pero que debe ser realizado por conductores experimentados y tomando todas las precauciones necesarias. ¿Lo has intentado?, ¿Cuáles son los mejores lugares de nuestro país?

FUENTE: http://www.culturavial.cl

llámanos Paga después